El Coronavirus ha puesto nuestras vidas patas arriba. Nadie podía prever en febrero el impacto que el COVID19 causaría en nuestra rutina en tan poco tiempo. 

Parar esta epidemia está en nuestras manos, y como apuntan diversos estudios científicos, como el último del Centro para el Control y prevención de enfermedades, también está en nuestros pies. 

El virus podría estar viajando en la suela de nuestros zapatos, contaminando así el refugio que supone nuestro hogar, por lo que es muy importante que antes de entrar en casa nos descalcemos y desinfectemos los zapatos con la misma urgencia con la ya hemos interiorizado que debemos lavarnos las manos. 

¿Cómo desinfectar los zapatos?

Para empezar, es fundamental que no recorramos la casa con el calzado puesto, por lo que conviene tener en la entrada unas zapatillas de casa para llevar nuestro calzado en la mano antes de cruzar el umbral. La suela es el lugar donde el virus se adherirá con más probabilidad, pero al igual que lavamos la ropa a más de 60º, la superficie externa del zapato, los cordones e incluso el interior, deberían ser también desinfectados. 

La solución más sencilla y práctica, si son zapatillas de deporte o cualquier otro calzado que lo permita, es meterlo a la lavadora con un programa corto de temperatura alta y listo, pero ¿qué pasa si tengo que utilizarlos a diario? ¿Qué pueden hacer aquellos trabajadores con su calzado de seguridad o los dueños de mascotas que deben salir todos los días por necesidad? Es más que probable que, si no contamos con secadora, los zapatos o botas no se sequen a tiempo para volver a utilizarlos.

En este caso, tenemos varias opciones. Si asumimos que el virus está impregnado en las suelas o en cualquier otra parte de la zapatilla, una opción es manipular este calzado con esta consideración muy presente, es decir, quitárnoslo en la puerta de casa y llevarlo directos a una terraza (si es posible) o a un rincón donde no tengan riesgo de contacto con nada más y del que no los vayamos a mover hasta que volvamos a necesitarlos. Por supuesto cuando los usemos de nuevo, los cogeremos con guantes (o siendo conscientes de que estamos de nuevo contaminándonos las manos) y no nos los pondremos hasta que hayamos pasado, de nuevo, el marco de nuestra puerta.

Otra opción (la más conveniente) es limpiarlos manualmente. Será suficiente con utilizar un producto desinfectante, como lejía o cualquier solución alcohólica que podamos aplicar en un paño con el que frotar la suela y toda la superficie exterior del zapato. Las toallitas húmedas son una buena alternativa, pero como decimos, un viejo trapo humedecido con agua y lejía es un recurso tan bueno como cualquier otro.

Si quitamos los cordones primero, nos resultará más sencillo acceder con el paño a los agujeros y pequeños orificios del zapato, y repasar la lengüeta y su interior. Podemos poner los cordones en un recipiente con agua y alcohol mientras limpiamos el resto, y en unos minutos tendremos todo desinfectado.

Finalmente, con otro paño que tenga siempre un producto desinfectante o solución alcohólica, limpiaremos cualquier superficie que hayamos tocado al entrar en casa, como las manillas de las puertas o los interruptores. 

Y, por último, no olvidemos lavarnos bien las manos.

La seguridad es el valor que rige la actividad de Mendi desde su origen. Tanto en entornos laborales como en el hogar debemos ser ahora más precavidos que nunca para poder estar junto otra vez, cuánto antes.

#EsteVirusLoParamosUnidos

Tu configuración de cookies

Esta tienda te pide que aceptes cookies para fines de rendimiento, redes sociales y publicidad. Las redes sociales y las cookies publicitarias de terceros se utilizan para ofrecerte funciones de redes sociales y anuncios personalizados. ¿Aceptas estas cookies y el procesamiento de datos personales involucrados?

Cookies necesarias
Las cookies necesarias ayudan a hacer una página web utilizable activando funciones básicas como la navegación en la página y el acceso a áreas seguras de la página web. La página web no puede funcionar adecuadamente sin estas cookies.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
PHP_SESSID grupomendi.com Esta cookie es nativa de PHP y permite a los sitios web almacenar datos de estado serializados. Se utiliza para establecer una sesión de usuario y para pasar datos de estado a través de una cookie temporal, que comúnmente se conoce como cookie de sesión. Sesión
PrestaShop-# grupomendi.com Esta cookie permite conservar abiertas las sesiones del usuario durante su visita y le permite pasar un pedido o toda una serie de funcionamientos como: fecha de adición de la cookie, idioma seleccionado, divisa utilizada, última categoría de producto visitado, productos recientemente vistos, acuerdo de utilización de servicios del sitio, identificador del cliente, identificador de conexión, apellido, nombre, estado conectado, su contraseña cifrada, e-mail relacionado con la cuenta del cliente y el identificador del carrito. 480 horas
SERVERID grupomendi.com Cookie necesaria para el funcionamiento correcto del servidor Sesión
Cookies estadísticas
Las cookies estadísticas ayudan a los propietarios de páginas web a comprender cómo interactúan los visitantes con las páginas web reuniendo y proporcionando información de forma anónima.
Nombre de la cookie Proveedor Finalidad Caducidad
_ga Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 2 años
_gat Google Utilizado por Google Analytics para controlar la tasa de peticiones 1 día
_gid Google Registra una identificación única que se utiliza para generar datos estadísticos acerca de cómo utiliza el visitante el sitio web. 1 día
_glc_au Google Esta cookie es instalada por Google Analytics. La cookie se utiliza para almacenar información sobre cómo los visitantes usan el sitio web y ayuda a crear un informe analítico de cómo está funcionando dicho sitio web. Los datos recopilados, incluidos el número de visitantes, la fuente de donde provienen y las páginas, aparecieron de forma anónima. 1 minuto
Contenido no disponible